Las claves para transformar cursos y talleres presenciales de desarrollo personal en cursos online

Jordi Solé cursos online

Por Jordi Solé Mercadé de jordisolem.com

Los servicios y la formación online en el mundo del desarrollo personal suponen uno de los nichos de mercado más potente y con mayor auge en los últimos años. Muchos profesionales de este ámbito deciden pasar al mundo online su experiencia y sus servicios en forma de cursos o formaciones online.

Sin embargo, hay ciertos aspectos clave para transformar los contenidos de nuestras formaciones presenciales al formato online. Por eso, estoy muy agradecido a Maica Santander por invitarme a compartir contigo algunos consejos para que este proceso sea lo más productivo y sencillo posible.

Cuando decides transformar tus contenidos formativos vinculados al desarrollo personal es porque consideras que puedes ayudar a muchas más personas por el canal online. Es, sin duda, una forma de escalar tu negocio. Y de dotar a tus servicios y a tu marca de mayor visibilidad. Pero también de mayor autoridad y reconocimiento.

Así que voy a tratar de ayudarte a dar un paso hacia el mundo de los cursos y la formación online.

¿Por qué transformar servicios de desarrollo personal en formación online?

La formación online es un recurso cada vez más demandado por la sociedad. Esto ya lo han detectado muchos profesionales y emprendedores del mundo del desarrollo personal.

Cada día existe una mayor demanda de potenciales clientes por acceder a cursos y formaciones online vinculada a la temática del desarrollo personal en todas sus vertientes: el coaching en determinadas terapias o aspectos han aumentado exponencialmente en los últimos tiempos.

Así que quiero descubrirte cómo dar ese salto a la creación de cursos online. Por supuesto, tus cursos y formaciones online no implican abandonar tu consulta o tus formaciones presenciales.

Por eso, a través de este artículo quiero darte las pautas detalladas para que conozcas los pasos que debes dar en este proceso de transformación de tus servicios y cursos presenciales a cursos online.

Como te decía antes, se trata de una fórmula para que puedas incrementar tu presencia y autoridad en el ámbito online. Esto incluso puede dotar de mayor reconocimiento a tus formaciones presenciales. Además, la formación online en el mundo del desarrollo personal también supone unos ingresos extras.

Ventajas de transformar tu formación de desarrollo personal en cursos online

La formación presencial en el mundo del desarrollo personal es un nicho de mercado creciente. Está claro.

Pero esto también significa un buen número de horas trabajadas por profesionales como tú, en el ámbito de la formación y los cursos.

Cada nueva formación o curso requiere un trabajo de visibilización, de preparación de materiales adaptados a tus nuevos alumnos o clientes. Necesitas, además, invertir en recursos, materiales y espacio de trabajo.

Además, la formación presencial en el desarrollo personal depende de la cantidad de alumnos que puedas atraer hacia tus servicios o formaciones. Y, sin duda, el número de clientes que atraigas siempre estar limitado a tu ámbito geográfico o, incluso, tu capacidad de tiempo o espacio para recibir a esos clientes.

Por su parte, la formación online permite abarcar, de forma exponencial, un mayor número de alumnos. No existen limitaciones geográficas en el mercado del desarrollo personal. Incluso, la comunidad hispano-hablante a nivel global, es una de las más interesadas en este tipo de formaciones.

Tampoco tenemos un aula limitada a determinados sitios. Ni los horarios deben ser un problema para nuestros clientes. La formación online se adapta al lugar y momento adecuado de quien decide contratar nuestros cursos online.

Dicho de otra manera, cuando decidimos transformar nuestra formación presencial en cursos online, nuestro alumnado cuenta con una mayor flexibilidad para adaptar sus prácticas y aprendizaje.

Las formaciones en desarrollo personal deben partir del equilibrio y bienestar del alumno. No deben basarse en una imposición horaria, por ejemplo. En la formación online, el alumno podrá acceder a los materiales teóricos y prácticos a su ritmo. Y disponer de su tiempo como mejor se adapte a su vida personal.

Al mismo tiempo, los contenidos prácticos de cualquier formación de desarrollo personal requieren un tiempo y una constancia que en el aula y por tiempo, la formación presencial, no se puede permitir.

Transformar la formación de desarrollo personal en un curso online

Vale. Ya sabemos las ventajas de transformar tu formación en cursos online. Ha llegado el momento de iniciar esa transformación en un curso online.

En este caso, debemos analizar diversos aspectos más importantes que influyen en proceso de creación de contenidos, pero también de estrategias online.

Vamos a implementar una serie de pautas que nos permiten pasar nuestros cursos presenciales al canal online de una manera ágil y sencilla, pero perfectamente estructurada.

Y vamos a definir los pasos para empezar este proceso de transformación de tu formación a un curso online de desarrollo personal.

Reaprovechar los materiales y contenidos para tu curso online

No se basa en subir a una plataforma tus PDF´s o presentaciones. Debe existir una adaptación de tus contenidos al cursos online.

Por eso, tendrás que hacer una revisión, selección y curación de los contenidos de los que dispones en tus formaciones presenciales. Debes adaptar tu temario a las necesidades de la formación online.

Para empezar, los materiales y recursos que funcionan en tus cursos presenciales no necesariamente serán válidos para tu curso online. No es productivo ni atractivo, por ejemplo usar, en tu formación online, una sesión o clase de dos horas grabada. Esto puede desmotivar o aburrir al alumno de tu curso online.

Organizar y adaptar los contenidos

Siempre recomiendo a mis alumnos crear una carpeta en la que archives todos los materiales que puedas readaptar al curso online. De esta forma, agrupamos esos contenidos que vamos a utilizar en nuestra formación online.

Al guardar estos contenidos, ya estamos haciendo una selección. Pero tienes que ser consciente que, muchos de ellos, necesitarán una adaptación al formato online.

Por ejemplo, modificaciones relacionadas con aspectos teóricos y técnicos, formatos audiovisuales, hojas de trabajo o ejercicios prácticos.

Cuando hayas definido y estructurado los contenidos que formarán tu curso online de desarrollo personal, entonces debes hacer un listado o guión y determinar cómo mejorar cada uno de esos contenidos.

Para que resulten atractivos como parte de un curso online.

Por eso es importante contar, especialmente, con aquellos aspectos o contenidos que den dinamismo y sencillez a la formación online.

El formato audiovisual de un curso online, especialmente en el ámbito del desarrollo personal, debe ser dinámico y atractivo. Que invite a la reflexión y a la práctica. Vídeos breves, acompañados de diapositivas ilustrativas o dinámicas, para captar la atención y el interés del alumno.

De hecho, recomiendo que las lecciones en vídeo sean el elemento principal de cada uno de los módulos de tu curso.

Obviamente, al material audiovisual le puede acompañar elementos como hojas de trabajo y otros contenidos descargables de utilidad para el alumno.

En definitiva, debemos hacer lo más dinámica y atractiva nuestra formación para potenciar la implicación del alumno.

Definir el público y objetivo de tu formación online

Cuando decides transformar tu servicio o curso como formación online, debes tener mente a quién va dirigido y con qué propósito. Debes tener una estrategia definida.

Seguramente sea un público y una estrategia similar a la que seguías a la hora de ofrecer tus formaciones presenciales.

Respecto al propósito de nuestra formación online, la clave es definir los objetivos de tu curso online. Para ello, resulta muy clarificador conocer a la perfección la estructura y contenidos de tu formación online. Y en ese sentido, resulta muy útil la adaptación del guión de contenidos de tu curso presencial.

Es una manera de estructurar el contenido, el propósito y los beneficios de tu futuro curso online.

Tenemos que tener muy clara qué formación queremos transformar en el ámbito de los cursos online.

Probablemente ya sabes cuál es tu cliente ideal. Y qué necesita con tu formación. Esa es una ventaja respecto a quien crea su curso online partiendo de la nada.

Conocemos nuestro nicho de mercado. Pero debemos estudiar cómo se comporta nuestro target en el canal online. Por ello, es vital conocer sus necesidades y sus posibilidades a la hora de adquirir formación online.

En este sentido, es muy importante que tu formación online esté muy focalizada y especializada en un determinado contenido.

Aparentemente los cursos online muy genéricos pueden atraer a un mayor número de clientes o alumnos. Pero es en los micro-nichos del desarrollo personal, donde se generan oportunidades de negocio y venta superiores, al estar dirigidas a un colectivo más reducido, pero ampliamente interesado en formaciones tan específicas y más difíciles de encontrar en el mercado.

Por ejemplo, no es lo mismo un curso online de yoga, que un curso online de yoga para padres e hijos.

Ante la desmesurada cantidad de oferta, cada vez es más manifiesto que los cursos con una temática hiper-especializada tienen mayor impacto o más posibilidades de ser vendidos.

Por otro lado, es importante conocer a nuestra competencia. Es un elemento significativo porque demuestra si otros profesionales han visto que existe un interés por ese tipo de cursos o formaciones online. Si existe demanda es un factor positivo: hay interés por parte de una determinada audiencia.

La equivalencia de los tiempos de tu curso online

Cada punto del guión de tu curso online es un capítulo y cada capítulo será un módulo del curso online. Con sus distintos apartados, totalmente estructurados y definidos.

Pues bien, en esa «readapatación» de la formación presencial al canal online, debemos adaptar la duración, esto es sus tiempos.

Esto implica especificar la duración de la formación online respecto a la duración del que se imparte en el curso presencial.

En la modalidad presencial y en el formato online, los tiempos son diferentes.

Los cursos online cuentan con mayor duración que los cursos presenciales. Esto es así porque el alumno trabajará de forma autónoma los materiales formativos.

Sin embargo, podemos hacer una estimación de equivalencias de tiempo:

Un curso presencial de una semana durará cuatro semanas en el canal online.

Otro ejemplo: cada sesión de formación presencial de dos horas equivale a una semana de trabajo de los materiales y contenidos en el calendario de nuestro curso online.

Con estas estimaciones ya puedes hacer una aproximación muy fiable de los tiempos de tus cursos online.

Atraer clientes: el lead magnet y la squeeze page

Cuando nos lanzamos al medio online, es importante tener nuestro propio espacio web. Es allí donde generamos contenido de valor y creamos autoridad. Y, donde vamos a obtener posibles alumnos o clientes interesados en nuestra formación.

Para empezar a obtener datos de suscripción las personas interesadas deben facilitarnos datos como su nombre o mail. Pero no lo harán a cambio de nada.

Es aquí donde toma relevancia el papel de un lead magnet. Se trata de una fórmula que permite que nuestra audiencia nos de sus datos a cambio de un material o un contenido gratuito de alto valor, que resuelva alguna necesidad o punto de «dolor».

Así, filtramos el perfil ideal de las personas que muestran interés en nuestra formación online.

Y, al mismo tiempo, esto nos supone un feedback para conocer el perfil ideal del cliente potencial de nuestros cursos online.

Para ello, necesitarás generar contenido gratuito de calidad y que tus contenidos despierten interés de la audiencia a la que te diriges. Y a la que quieres vender tus cursos online.

Para ello es muy importante el lead magnet: puede ser un e-book o una master-class. O cualquier otro servicio que resuelva una necesidad de esa audiencia.

También es muy importante contar con una Squeeze page. Una página para aumentar tu lista de suscriptores, o futuros clientes.

Debe ser una página sencilla y atractiva. Directa al grano. Que diga a tu audiencia, de forma clara: «puedo ayudarte en lo que andas buscando«.

Crear la oferta de tu curso online

Llegados a este punto ya tenemos definido y estructurado nuestro curso online de desarrollo personal.

Pero necesitamos darle visibilidad, generar deseo respecto a nuestra formación. Y diferenciarnos de la competencia. Muy amplia, por cierto, en el mundo del desarrollo personal.

Una vez has definido los pilares básicos de tu curso online, debes crear tu oferta. Me refiero, no solo el precio. También a aspectos como:

  • Qué formato va a tener el curso: materiales, hojas de trabajo, prácticas, formato o soporte.
  • En caso de tratarse de un formato mentoring, si la formación requerirá reuniones individuales o grupales.
  • Un aspecto indispensable: la equivalencia de tiempos. Piensa que un servicio formativo o un curso presencial, al adaptarlo a las condiciones de curso online, no va a tener el mismo tiempo de desarrollo. Existen unas equivalencias que, posteriormente, comentaremos.
  • También debes definir otros aspectos que puedes ofrecer a la hora de definir tu oferta: el método de pago, la inclusión de bonus o las diferentes versiones que ofrezcas de tu curso. Desde la más oferta básica, a la versión Premium.

En este sentido, es muy importante diferenciarnos de nuestra competencia. Que existan elementos que diferencien a nuestro curso online de desarrollo personal de otras propuestas existentes en el mercado.

Título y subtítulo del curso: impactar y generar deseo

El título de tu curso online de desarrollo personal es fundamental: debemos resumir la propuesta de valor de nuestra formación. Tanto el título como el subtítulo deben ser atractivos y, de forma sintética, focalizar el valor de tu curso.

El título principal debe incluir al beneficio principal que ofrece tu curso online. Por su parte, el subtítulo debe apelar a otro gran beneficio de tu formación online.

La importancia de los bonus: un valor extra a tu curso online

Además del contenido de tu curso online, resulta muy atractivo incluir (gratos) bonus o contenidos extra. En este caso te recomiendo que no sean más de tres bonus alineados con la formación que ofreces.

Esos bonus complementan la formación que tú ofreces en tu curso online de desarrollo personal.

En ocasiones no son servicios o cursos online tuyos, sino que son de otros profesionales que están alineados con la propuesta de valor de tu curso online.

Lo importante en el caso de los bonus es que ofrecen la sensación que ser un valor añadido. Algo que regalas por la compra de tu curso.

Soporte de tu curso online

El soporte ofrecidos a tus alumnos es muy importante para transformar nuestros cursos al formato online.

En mis primeros cursos online había una tasa de abandono muy grande. Por eso es vital incluir métodos de seguimiento de la evolución y progresos de los alumnos.

Te recomiendo que tu alumno se sienta acompañado. Por ejemplo, puedes hacerlo mediante el envío de un mail a los alumnos que no han asistido a las clases de esa misma semana.

Así puedes conocer qué alumnos siguen participando en la formación. Porque, en el aula física, sabes quien asiste o quién está implicado.

Pero en la modalidad online no tienes control sobre el seguimiento e implicación de los alumnos.

Otras fórmulas son: enviar mails y pedir feedback, la creación de grupos o comunidades en RRSS que fomenten la interacción, u ofrecer hojas de trabajo práctico.

También funcionan muy bien las vídeo-conferencias individuales o grupales con tus alumnos.

Un último consejo: incluye una guía del estudiante. De esta forma, los alumnos tendrán un guión estructurado y sabrán cómo moverse por los contenidos y herramientas de tu curso online. Esto facilita el avance del alumnado y tu seguimiento en sus progresos.

Conclusiones sobre cómo transformar tu formación al formato online

En definitiva… Si queremos transformar nuestros cursos de desarrollo personal al canal online debemos valorar diversos factores para esa «re-adaptación».

Como ves, existen numerosos pasos. No es volcar contenidos sin más.

Pero es muy ventajoso tener desarrollada esa formación presencial en el ámbito del desarrollo personal.

En resumen, hemos repasado diversos aspectos que exige la transformación de un curso presencial a la formación online.

Y si sigues los pasos que te he indicado verás que es un proceso creativo y elaborado. Y se va mejorando con tu práctica y habilidad. Te animo a que lo afrontes con calma, cariño y dedicación.

Hasta conseguir crear cursos online muy potentes y atractivos.

Espero que, después de leer este post, te animes a considerar seriamente la posibilidad de dar este salto al mundo de la formación online. Cuentas con todo mi apoyo y mi ayuda.

Jordi Solé | Ayudo a formadores o profesionales que imparten cursos o talleres presenciales a conseguir 1.000€ extras al mes convirtiendo su formación en un curso online, para que puedan posteriormente escalar su proyecto y vivir full time de su negocio digital.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que pueda contarte más: