Soy una buscadora incansable de un mundo más consciente, más pleno y más humano.

¡Hola! Soy Maica Santander, mentora para terapeutas, psicólogos y coaches.

Eneatipo 2 y ascendente Capricornio.

Siento que el crecimiento personal es la espina dorsal para alcanzar el bienestar, y por eso mi propósito es ayudar a profesionales como tú a vivir de sus proyectos consiguiendo más clientes.

Conóceme un poquito más y deja que te cuente en este vídeo mi misión, mi visión y lo que realmente me mueve.

Tú sabes bien que en los momentos de crisis personal es cuando más creces como persona.

Era 2010 y mi trabajo en una multinacional farmaceútica cada vez me hacía más infeliz.

Me sentía tan desmotivada que no le encontraba sentido a nada. Por mucho que trataba de verle el lado bueno a las cosas, mis días eran cada vez más grises.

Así fue como llegó a mi vida el coaching, y después la PNL, la inteligencia emocional y el análisis transaccional.

Fueron estas herramientas las que me dieron algunas de las respuestas que necesitaba, pero fue con la terapia Gestalt con la que pude encajar todo.

Tras un proceso de terapia individual que me cambió por completo, empecé la formación Gestalt y vi claro que mi camino continuaba creando un centro de crecimiento y desarrollo personal para acompañar a más personas a descubrirse y sentirse en paz.

Pronto me di cuenta que si quería dejar el trabajo en la empresa no todo era buscar un local o abrir una web y esperar que los clientes llegaran: había que moverse, y había que hacerlo de forma inteligente.

Transformé mi mentalidad y empecé a pensar como una empresaria. Invertí en estrategias de marketing online y offline, me formé en la mayoría de ellas, entendí muchos conceptos y comprobé qué es lo que funcionaba en un negocio de desarrollo personal (y qué definitivamente no).

Y con la frase de Byron Katie “Que te da más miedo, ¿perder lo que tienes o no conseguir lo que quieres?” pedí la cuenta en la empresa después de 11 años, y abrí mi centro Espai EmocionArt. Dejar ir es dejar llegar.

Un sueño hecho realidad.

Mi centro llenó su consulta en 30 días, y a día de hoy sigue funcionando con un equipo que me ayuda a hacerlo crecer día a día.

Esta es mi historia, y podría ser la tuya. Porque si tu objetivo es vivir de tu consulta, yo puedo acompañarte para que lo consigas.

Tú sabes bien que en los momentos de crisis personal es cuando más creces como persona.

Era 2010 y mi trabajo en una multinacional farmaceútica cada vez me hacía más infeliz.

Me sentía tan desmotivada que no le encontraba sentido a nada. Por mucho que trataba de verle el lado bueno a las cosas, mis días eran cada vez más grises.

Así fue como llegó a mi vida el coaching, y después la PNL, la inteligencia emocional y el análisis transaccional.

Fueron estas herramientas las que me dieron algunas de las respuestas que necesitaba, pero fue con la terapia Gestalt con la que pude encajar todo.

Tras un proceso de terapia individual que me cambió por completo, empecé la formación Gestalt y vi claro que mi camino continuaba creando un centro de crecimiento y desarrollo personal para acompañar a más personas a descubrirse y sentirse en paz.

Pronto me di cuenta que si quería dejar el trabajo en la empresa no todo era buscar un local o abrir una web y esperar que los clientes llegaran: había que moverse, y había que hacerlo de forma inteligente.

Transformé mi mentalidad y empecé a pensar como una empresaria. Invertí en estrategias de marketing online y offline, me formé en la mayoría de ellas “click aquí para ir a LinkedIn”, entendí muchos conceptos y comprobé qué es lo que funcionaba en un negocio de desarrollo personal (y qué definitivamente no).

Y con la frase de Byron Katie “Que te da más miedo, ¿perder lo que tienes o no conseguir lo que quieres?” pedí la cuenta en la empresa después de 11 años, y abrí mi centro Espai EmocionArt. Dejar ir es dejar llegar.

Un sueño hecho realidad.

Mi centro llenó su consulta en 30 días, y a día de hoy sigue funcionando con un equipo que me ayuda a hacerlo crecer día a día.

Esta es mi historia, y podría ser la tuya. Porque si tu objetivo es vivir de tu consulta, yo puedo acompañarte para que lo consigas.

Mi misión es ayudarte a potenciar tu negocio de desarrollo personal para promover más consciencia y aumentar la capacidad de autoconocimiento al mayor número de personas de este mundo.

Después de ver cómo las estrategias que implementé en mi centro Emocionart funcionaban y me ayudaban a que cada día fuera más rentable, creé mi propio proyecto de estrategias digitales para profesionales del desarrollo personal.

Te doy la bienvenida, espero que te sientas como en casa en este lugar y, por supuesto, te invito a contactar conmigo si quieres que te ayude a darle forma a tus objetivos para que tú también puedas vivir de tu consulta. 

Creo firmemente en estos puntos,

¿coincidimos?

¿Te gustaría llenar tu centro o consulta?

Te cuento paso a paso el método que yo misma utilicé en mi espacio terapéutico y que ahora enseño a mis clientes.

YA CASI ESTAMOS...

Rellena estos datos para que pueda contarte más: